Intel presentó su primera computadora con dual boot de Windows 8 y Android. El equipo cuenta con un procesador especial que permite cambiar de entorno con sólo apretar un botón, sin tener que recurrir a reiniciar la computadora.

Lejos de ser una novedad, la presentación de Intel sólo confirma una tendencia que otros fabricantes ya estaban delineando. Algunos días atrás, AMD dio a conocer un acuerdo con BlueStacks, un software que permite crear entornos virtuales dentro de Windows, para desarrollar equipos que puedan usar Android y sus aplicaciones dentro del sistema operativo de Microsoft sin tener que recurrir a un doble booteo .

win_n

Una línea similar vienen recorriendo Asus , Samsung (con su flamante notebook híbrida Ativ Q ) y ViewSonic, quienes hace más de un año vienen trabajando en equipos con soporte para ambos sistemas operativos. Ambas firmas apostaron a notebooks híbridas con pantalla táctil, que permite utilizar, a través de entornos virtuales dentro del Windows 8, aplicaciones desarrolladas para Android. Por su parte ViewSonic, la pionera en este rubro, a mediados de 2011 presentó la ViewPad 10Pro, un equipo que permitía hacer dual boot entre Windows 7 y la versión 2.2 de Android.

Esta tendencia a unificar entornos, por un lado, parece ser la forma que encontraron los fabricantes de computadoras para compatibilizar los dispositivos móviles con los entornos de escritorio, como el Windows 8. Por otro lado, abre un nuevo frente para Microsoft y Google, para quienes este entrecruzamiento de entornos haría mermar el control que hasta ahora mantienen sobre sus productos.

Categories: Portada Tecnología